Páginas vistas en total

viernes, 17 de noviembre de 2017

Quisiera ser mentira,
ser verdad pasajera,
ser aquel que mira
con mirada sincera.

Quisiera ser viento
que acaricia tu piel
y con susurro lento
ser tu esclavo fiel.

Quisiera que me quisieras
queriendo que yo quiera
querer lo que tu quieras
dejándome que te quiera.
Hay nubes grises en los claros
pues los claros siempre estan
y aunque los soles vienen raros
siempre hay rayos que nos dan.

Esos rayos son oportunidades
que siempre hay que aprovechar
son bonitas y fuertes realidades
que te esperan sin reprochar.

Siempre hay nubes en los claros
y claros en las grises nubes,
soles en los inviernos vanos
tormentas en los veranos azules.

martes, 19 de septiembre de 2017

Quiero contarte amigo
como cambia el sentido de la vida,
cuando los ojos que ven
son dos dolientes heridas.
Heridas que no son tuyas
heridas que has de pagar,
heridas de mentes locas
que te quieren embaucar.
Quiero contarte amigo
que las debemos luchar,
pues nos matan lentamente
si las dejamos penetrar.
Quiero contarte amigo
que mienten de verdad,
que digan lo que digan
tu eso no lo serás.
Quiero contarte amigo
que existe una realidad
y a eso que buscamos
lo llamamos libertad.
La que ellos quieren quitarte
la que te quieren robar,
que no te usurpen tu esencia
que no te intenten cambiar.
Quiero contarte amigo
que tu eres tú realidad
y si te juzgan duro
entiende que no es verdad.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Sentencia y después silencia,
silencia dando sentencia,
pero no vivas dando respuesta,
no hay lógica más funesta.
No dispares la dialéctica
sin criar los acentos,
pues la lírica más poética
mata sin demasiados argumentos.
No busques mas sentido
ni razón a la pluma,
mil letras has vivido
y la que no resta suma.
(Y por q hay q entenderlo todo?
Las cosas q no se entienden tb pueden ser inmensamente preciosas)
Desenlace singular, predecible
huida desvivida, airada, veloz,
audacia en el silencio inevitable
despedida dolorosa y feroz.
Adiós mudo, ronco desaparecer
y si nunca fui nada, un cero,
pensé que el fiero, deja crecer
y con fe, di mi corazon con esmero
Dejémoslo correr, que sentencie
la vida con su sabia sabiduría
y al juicio que yo presencie,
tratare de darle cierta ironía.
En la oscuridad de aquella sombra 
un reflejo nos sorprendió,
nos hizo adultos,
nos forjó.
En la sombra de aquel enero
una luz floreció,
nos hizo hombres,
nos engrandecio.
Y dejó de ser sombra
para convertirse en sol,
dejó de ser oscuridad
para llenarse de color.

viernes, 28 de julio de 2017

En un castillo de arena
cimientos de gris oleaje
esconden su triste pena
y la inyectan de coraje.
En un castillo de arena
el aire se hace amigo
de los que con voz serena
admiten su cruel castigo.
En un castillo de arena
hay paredes de murmullo
que al soplar se hace condena
haciendo su dolor tuyo.
En un castillo de arena
yace una Luna lunera
que atrapada con fría cadena
se da al sol pura y entera.
En el frío insomnio de la intimidad
intuye un breve acontecimiento,
que distorsionado de esta realidad
emana del más puro sufrimiento.
Es un sacrificio redimido
que acoje con cierta ironía,
pues deja al feliz deprimido
y al valiente en pura cobardía
Y es en esa intimidad desvelada,
cuando reabre la fiel herida
que un día con hilo quedo cerrada
convirtiéndose en cicatriz suicida.

sábado, 22 de julio de 2017

Sus lágrimas dibujaban una sonrisa
y reían y reian como si no llevaran prisa,
bajaban por sus mejillas hasta el corazón
para aferrarse a él con fiereza y tesón.
Ellas le cantaban con voz vehemente,
para recordarle al corazón que no existe vida hiriente.
El latido aumentaba con feroz gallardía
pues las lágrimas decían que habría otro día
y aquel latir borro de su vida
todas las macabras y gélidas idas y venidas.
Entonces explotó lleno de luz y compasión,
sólo así, aquel corazón pudo huir de su prisión.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Alejarte para poder crecer
despegarte de quien te frena,
de quien te impida ver
que la vida es de quien la llena.
Marchar no es huir si no avanzar
es abrir puertas a la grandeza,
si te alejas de quien te hace parar
encontrarás tu fuerza, tu entereza.
Dejar atrás la tormenta impuesta
para engullir los rayos de la mañana
hará un alma mucho más dispuesta,
un cuerpo fuerte y una mente más sana.